google investigado
sábado, 22 de maio do 2010, por Durán Vázquez.

Esta noticia la he conocido hoy mismo, día 21:
http://www.publico.es/ciencias/314115/cinco/paises/ue/investigan/google

 Si esta compañía financia fuertemente a los candidatos a la casa blanca (al menos en el caso del último vencedor, ese del premio nobel de la guerra) ya puede uno echar cuentas de lo que significa la palabra DEMOCRACIA actualmente. En ese enlace de hipertexto podrán leer una gran chorrada con la que ya me encontré otras veces en el pasado reciente: “El método de financiación de la campaña Obama, ha sido considerada también, un hito histórico […] por haber decidido no aceptar “donaciones” de lobbies (grupos de presión) de forma directa y hacerlo mayoritariamente de pequeñas contribuciones hechas por particulares[...]”.

De citas como ésta podría sacarse en conclusión que la situación de la cultura humana es crítica, pues se puede afirmar tales estupideces sin miedo al ridículo. De hecho, se llega al extremo de que cuanto más estúpida es una afirmación, más posibilidades hay de que se tome en serio (lo cual es uno de los principios goebbelianos básicos de cualquier campaña de propaganda). Quien ande despistado y lea esa cita podría concluir erróneamente que un presidente de los EE.UU. ha llegado para gobernar conforme a los intereses del pueblo, o hacer justicia o algo parecido. Así de absurdo se ha vuelto el discurrir sobre política. Pero ya en la misma página web del enlace nos dan la explicación del absurdo engañabobos y un poco más abajo se pueden ver algunas cifras sobre la financiación de la campaña de Obama, entre ellas, los 782.964 dólares de Google Inc.

Dejando a un lado el hecho de que siempre gana el candidato con mayor presupuesto en campaña (ahí tenemos la dicotomía democracia frente a plutocracia), el caso es que google es una concreción (una más) del gran hermano, al menos hasta que el psiquiatra me diagnostique paranoia conspirativa. Y con ésto no quiero decir que google sea una “mala” compañía... ¡pero que se sepa lo que hace!, del mismo modo que la explotación denigrante de los seres humanos como principio básico del capitalismo no es algo en sí “malo” (no lo juzgo según aspectos de índole moralista), pero que se sepa que así es y que no se niegue afirmando cosas como que vivimos en una sociedad igualitaria (perspectiva hipócrita), o que vivimos en el menos malo de los sistemas (perspectiva cínica).

 A decir verdad, el servicio de correo de google está muy bien. Yo lo uso continuamente, sobre todo porque es gratuito. Y es que una cosa es sospechar que un servicio “bueno y gratis” esconde trampa, y otra bien distinta es que esa sospecha (y hasta certeza) me lleve a decidir no usar dicho servicio. El servicio responde a una necesidad, así que ¿cómo podría yo elegir no satisfacer esa necesidad?

Alternativas para satisfacer una necesidad hay muchas... tantas como se esté dispuesto/a a elaborar por medio del ingenio. Pero, en tanto que un servicio es creado para satisfacer una necesidad que a su vez también es creada (a saber, no surge la necesidad del servicio de correo electrónico hasta que surgen las redes telemáticas, que son a su vez satisfacciones de otras necesidades precedentes), lo más lógico (por eficiente) es que aquellos grupos de trabajo que proveen, como en el caso de google, una excelente capacidad de búsqueda (y por tanto de navegación) a través de internet, sean también quienes provean el servicio de correo electrónico. Y así ocurre de hecho con la empresa google, que no deben ser mancos en su capacidad de innovación cuando han pasado de proyecto a gran corporación (la marca más rentable del mundo, por delante de un clásico como cocacola) en un plazo de tiempo tan breve como son seis años.

Entonces, más que prescindir de los servicios de google, quizá habría que plantearse el expropiar la compañía por medio de una nacionalización. Después de todo, esos métodos de socialismo de estado ya no se ven con tan malos ojos desde que se ha vuelto a poner de moda el financiar la banca con dinero público. O al menos eso es lo que se le hace ver al común de los mortales a través de los medios de desinformación: que se ha “salvado” a la banca (bien grande e irónico ese entrecomillado) con dinero del contribuyente. Y si ésto en sí mismo ya sería grave, aún no es tan grave como lo que realmente está sucediendo. Porque no es que se “salvase” o se esté “salvando” el negocio de unos pocos grandes capitalistas (pues dicho negocio no estaba ni está en riesgo, al menos no para los que se dedican a ello desde lo más alto de la pirámide), sino que las supuestas ayudas a la banca son en realidad la devolución de un préstamo. Pero ésto, así explicado en pocas palabras y de modo tan simple, no permite ver el verdadero calado de la cuestión.

La cuestión es que hay que guardar las formas para que un engaño surta efecto. Si la prensa hablase de “devolución del préstamo a los usureros”, la gente podría plantearse que a lo mejor hay que ir a por esos usureros y arrebatarles lo que, en el fondo y digan lo que digan los apologetas de la propiedad privada, es de todas y todos. Así que, en lugar de eso, se habla de “ayudas a la banca” para ocultar de qué se trata realmente y de paso se da a entender que existen problemas graves (lo que sirve para justificar medidas excepcionales), cuando lo que en realidad se está produciendo es un proceso, intencionado y científicamente conducido, de concentración de capitales. Los problemas son sólo para los banqueros menos poderosos (la mayor parte de ellos) y el resto de la humanidad. Pero los que hacen que el mundo baile a su son, esos no tienen ningún problema... sólo han sacudido un poco las brasas para avivar el fuego.

Me consta que algunas personas ven eso de nacionalizar empresas como un modo de robo del esfuerzo individual (el ingenio e inversión del empresario usurpado por una mayoría diletante que sólo sabe sacar provecho de lo ajeno). Pero esas personas olvidan que las empresas que medran lo hacen gracias a (y casi siempre a costa de) el conjunto de la sociedad, gracias a lo que es de todo el mundo. Juzgar la nacionalización de recursos económicos como un robo supone hacer un juicio desde las mismas premisas de la propiedad privada y, como sabemos, no se debe juzgar un sistema desde las premisas de ese mismo sistema, salvo que nos interese crear confusión.

Durán Vázquez_______

google investigado
Enviar comentario
Comentarios
22 de maio do 2010 05:04, por Durán Vázquez

Y si google es la madre, facebook es el tío materno:

http://www.siliconnews.es/es/news/2010/05/21/si-facebook-vende-informacion-personal

Pero en fin... estas cosas se arreglan pensando para adentro: "total, ya estamos todos más que fichados". Eso es lo que los antiguos castellanos llamaban tirar la soga tras el caldero.

26 de maio do 2010 04:24

Efectivamente Durán, a estas alturas ya no es novedad todo esto. solo cabe plantearse vivir en la profundidad de la selva, solo. habría que cazar para comer y no habría wifis donde conectarse. es la pescadilla que se muerde la cola.
pero novedad ninguna.
un saludo

26 de maio do 2010 13:29, por Durán Vázquez

Hola.

Vivir en la jungla es una propuesta con la que no estoy en absoluto de acuerdo. Como digo, yo soy más partidario de la nacionalización de recursos. Y también la democracia participativa, abolición de la propiedad privada,... cosas que llegarán si se trabaja en ello y que desde luego no se consiguen solo.

En cuanto a que sea novedad o no, ¿a qué te refieres? ¿Qué es eso que no es novedad?

"todo esto" es una noción lábil. Todo esto sobre lo que escribo sí parece ser novedad cuando mucha gente todavía da un respingo cada vez que escucha críticas severas hacia tal o cual compañía, incluso personas que ni siquiera tienen un negocio y trabajan explotadas por cuenta ajena. Sí parece ser novedad cuando se ve que todavía son mayoría quienes acuden a la farsa de las urnas mientras el resto de los 1460 días se dice ser apolítico o apolítica. Sí parece ser novedad cuando aún hay personas que arremeten contra la afirmación de que la moneda que llevan en el bolsillo NO es propiedad del estado. No veo que "todo esto" no sea novedad para quienes visten alguno de los uniformes del aparato de represión pensando que es “un trabajo como cualquier otro”, y además haciendo bandera del catecismo que en esos cuerpos de seguridad se les inculca. No me parece que "todo esto" no sea novedad para los ciudadanos/as que todavía asienten con la cabeza cuando alguien afirma que la escasez de trabajo y los salarios bajos son culpa de los inmigrantes. Sí parece ser novedad si uno atiende al hecho de que aún hay personas que consideran como asocial cualquier tipo de crítica que se haga a las convenciones sociales (crítica que es muy sana y deseable). Sí parece ser "todo esto" novedad para quienes aún dan credibilidad a las grandes agencias de prensa oficialistas: la mayoría de la gente no se tragó, por ejemplo, el cuento sobre la gripe A, pero en cambio sí se tragó la campaña de vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (para muchas madres y padres "todo esto" puede que sí sea novedad). Quizá "todo esto" sí es novedad para todas esas personas que conozco que a duras penas saben escribir. Lo mismo vale decir para todas aquellas personas (muchísimas más) que no distinguen entre monitor y computadora; no hablemos ya de navegar por internet para poder leer sobre "todo esto". Y, desde luego, sí sería novedad para aquel hombre de sesenta y pico años, gallego de origen, que en cierta ocasión afirmó: “Aznar sí que es un caballero como está mandao. Cuando perdió las elecciones se marchó como un señor de palabra pudiendo haberse quedao, no como el Felipe, que hubo que sacar los tanques a la calle para que se fuese del gobierno” (obsérvese la prodigiosa macedonia de referencias cronológicas que se puede llegar a formar en el coco de una persona, aún a pesar de referirse a hechos de su propia vida). Y doy fe de que aquel hombre no padecía demencia senil, o al menos no más que la mayoría.

Entiendo que en el mundo habrá gente que esté (o crea estar) “de vuelta de todo”, pero no es el caso de muchas de las personas que conozco.

La revolución es el diálogo.

saludos__________

9 de xullo do 2010 03:53, por Durán Vázquez

Aquí un breve artículo que nos presenta la figura de Joseph Lieberman, el mayor defensor de los intereses sionistas en la política de los EE.UU., y que ahora dirige sus iniciativas hacia el control absoluto de internet:

http://rebelion.org/noticia.php?id=109026

Podemos leer: "Si el Congreso aprueba la ley, el presidente de EE.UU. recibiría el poder para “matar” Internet en caso de una “emergencia cibernética nacional”

12 de agosto do 2010 05:09, por Durán Vázquez

Otro apunte sobre el control de la red y su neutralidad:

- http://www.publico.es/ciencias/331690/google/tumbar/neutralidad/red/movil

Ahí podemos leer, entre otras cosas, lo siguiente: "El acuerdo permitiría a operadoras como Verizon en lugar de a los usuarios de internet decidir qué aplicaciones merecen la mejor calidad de servicio. Esa no es la forma en la que internet ha funcionado, y amenaza con cerrar la puerta a aplicaciones innovadoras en el futuro", explica en su blog el miembro de Save the Internet Craig Aaron.[...]

[...]"Están prometiendo neutralidad sólo para una parte de internet, una en la que seguramente dejarán de invertir. Pero también están preparando el camino para una nueva internet para la fibra y los teléfonos móviles donde la neutralidad no se aplicará".

- Este otro artículo de la revista Wired trata el mismo asunto:

http://www.wired.com/epicenter/2010/08/google-verizon-propose-open-vs-paid-internets/all/1

(traducción): http://rebelion.org/noticia.php?id=111221

Categorías
Durán Vázquez