Entrevista a David Cuartielles.
 

Continuamos con la serie de entrevistas que venimos haciendo desde alg-a. Esta vez le hemos realizado unas preguntas a David Cuartielles, ingeniero de telecomunicaciones y artista que reside en Malmö, en donde imparte clases en el K3, la escuela de arte y comunicación de esa ciudad sueca. Es el creador, junto a Massimo Banzi, del Hardware libre Arduino, y su trabajo le ha convertido en puente de muchas obras interactivas de Arte digital.

En la última edición del Ars electrónica ha realizado la labor de comisariado.

Durante la reciente edición de Artech 2006, en Pontevedra, tuvimos la oportunidad de asistir a un Workshop impartido por él sobre Arduino. Desde aquí le agradecemos su labor y su colaboración con alg-a por medio de esta entrevista.

por isaac-cordal
sábado 16 de decembro do 2006.

Hola David. ¿Cómo va por Mälmo?

Hola, Malmö esta bien. Pese a lo que la gente suele pensar de Suecia, ni hace tanto frío, ni es tan oscuro como se piensa. La universidad en la que investigo nos deja mucha libertad, así que mi situación es como la de un artista con estudio con vistas al mar que paga el alquiler hablando de sus temas preferidos a 60 alumnos de golpe.

Podías comenzar la entrevista introduciendo un poco tú actividad profesional y creativa.

Mi vida profesional comenzó ya durante mis estudios. Mi primer trabajo serio fue como programador en la era “intranet”, desarrollé servicios para los servidores de Siemens en Alemania en Perl, cuando ese lenguaje de programación estaba aún en pañales. Fue una actividad interesante que me llevó a conocer un poco más de cerca entornos de investigación y desarrollo en otros países.

Al terminar la carrera intenté trabajar en España, pero ninguna de las posibilidades entonces existentes –y hablamos de 1998- me terminaba de satisfacer por completo. Así que tras un año en una empresa local, marché de nuevo a Alemania, esta vez Munich, a desarrollar microchips.

Es ahí donde empecé a tomar contacto con el mundo del arte. Por suerte conseguí un trabajo de media jornada, lo que me permitía dedicar tiempo a leer y visitar museos y galerías. En un momento dado, fui invitado a colaborar en un proyecto de net.art para dos artistas daneses. Eso fue lo que me llevó a K3 y me abrió un nuevo horizonte de posibilidades.

Pase un par de años desaprendiendo muchas de las cosas que estudié en la escuela de ingenieros para volver a empezar a jugar con la tecnología de formas alternativas. Cuando por fin comprendí que mis conocimientos se podían utilizar para la creación colectiva, es cuando di un giro a mi trabajo para meterme de lleno en el mundo del arte electrónico.

Cuéntanos los comienzos de Arduino. ¿Cómo comienza el proyecto, desarrollo y proceso que hace que la placa se industrialice, y que de esa manera se hayan distribuido más de 10000 placas por todo el mundo?.

Arduino comenzó porque teníamos una necesidad educativa a nivel europeo. Muchas escuelas de arte y diseño habían tomado el camino de la electrónica como herramienta de creación. El gran problema es que las plataformas de trabajo existentes no complementaban el discurso de creación distribuida actual. Además no tenían un precio adaptado a la capacidad de inversión de las universidades ni de los estudiantes.

Es en el 2005, durante una residencia en el desaparecido Interaction Design Insitute Ivrea que Massimo Banzi y yo nos encontramos y abrimos la discusión sobre el hardware abierto para educación. Era el lugar apropiado y el momento apropiado. Massimo contaba con los contactos industriales, yo con los academicos … juntos y haciendo uso del buen nombre del instituto, lanzamos una campaña mundial invitando a otras escuelas a unirse al proyecto.

En un primer recuento conseguimos 20 universidades en menos de un mes, así que nos lanzamos a la producción. Ahora mismo no sabemos a ciencia cierta cuantas escuelas emplean Arduino, ni cuantos proyectos hay ahí fuera. Empiezan a generarse negocios basados en la placa y el concepto con los que nosotros no tenemos nada que ver. Es emocionante ver como crece. Es algo así como plantar perejil en una maceta en la cocina de casa y esperar al mes de abril para ver como suben los tallos.


David Cuartielles, Alberto Ariza y Samuel Castro en el Workshop de Arduino en Pontevedra

El familiar de Arduino podría ser el BASIC Stamp. Digamos que el software se ha desarrollado más que el hardware libre. El software nos lo podemos descargar, pero el hardware tiene su coste y portes añadidos, esto implica que la distribución sea más complicada. ¿Qué es lo que ocurre?¿Hay menos desarrolladores de Hardware?¿o es que la gente se contenta con hacer cosas que no desborden el perímetro de su ordenador?.

Ocurre que necesitamos un cierto nivel de estandarización para racionalizar los costes de producción de tecnología. Por eso los ordenadores no tienen más posibilidades de conexión que las que tienen. Se reducen costes de cosas innecesarias. En el pasado los ordenadores ofrecían muchas más posibilidades de conexión. En el presente hacen falta cosas como Arduino para abrir nuestros equipos a la interacción física.

Respecto al mundo del hardware, es mucho más difícil de probar, requiere unos materiales a un nivel diferente que los programas. Con un programa, si te equivocas al crearlo, sólo tienes que corregirlo y listo. Con hardware hay que pagar cada pequeña parte del proceso de desarrollo. Un programador es como un escritor de poemas, lo puede hacer en servilletas, mientras que el diseñador de hardware tiene que hacer el bolígrafo y la servilleta que el poeta usará.

El hardware es más caro de crear y, por su materialidad, nunca podrá ser gratis. Por esto hay que concentrarse en lanzar las iniciativas haciendo uso de comunidades de usuarios que le den un peso y permitan alcanzar masa crítica. No hay proyectos malos, solo proyectos cuyos creadores no comprenden cuales son las especiales necesidades del mismo. Tal y como ha surgido Arduino se pueden encontrar en Internet otras 10 iniciativas. Nadie ha copiado a nadie, las necesidades actuales han provocado la aparición de estos proyectos: Wiring, multi-IO, Gainer, Arduino y otras han aparecido al mismo tiempo y con filosofías parecidas.

Existe un interés genuino de parte de artistas y diseñadores por acercarse al mundo del diseño electrónico, Arduino es una herramienta más que ha centrado su actividad en crecer como comunidad simplificando el uso de la tecnología al máximo, pero sin cubrirla con una capa negra. La simplificación del uso no deberá esconder los modelos de utilización.

La Web 2.0 hace que la gente trabajando de una forma individual acabe haciéndolo en grupo sin casi ser consciente de ello (el caso del foro español de Arduino es un buen ejemplo). Creo que tú has formado y formas parte de varios colectivos de creación. ¿Cuál es tú experiencia del trabajo colectivo, y a su vez, cómo es vuestra relación trabajando en el proyecto Arduino?.

El trabajo colectivo, si bien se puede hacer a distancia, requiere el encontrarse de forma física de vez en cuando. Esta es la máxima que he aprendido después de 7 años de trabajar con diferentes grupos de personas. El teletrabajo es una una gran mentira. Es muy difícil generar confianza en un equipo que no se ha encontrado jamás. Hace falta que los participantes del proyecto conecten a nivel personal de una forma u otra. Antes o después tendrán que encontrarse para reforzar sus visiones y poder distribuir tareas.

Nosotros empezamos con un proceso de colaboración en los bajos del extinto Interaction Design Institute Ivrea. Dave Mellis era solo un estudiante, yo era un investigador visitante … Massimo era el director del laboratorio. Dudo que nuestros roles hubiesen permitido generar un equipo como el que tenemos hoy. También fue necesaria la separación. Esta idea de desconectar para poder crecer me parece apasionante y creo que es el futuro de un tipo de estructura rizomática de creación emergente en el mundo del arte que podría exportarse a otros campos.

Hoy quizás el híbrido entre la tecnología, la ciencia y el arte es lo que hace saludable a las empresas. ¿Cómo ves tú el territorio más experimental de esta fusión?.

Esta pregunta me la haces desde el contexto español de lo que es el arte y su relación con la tecnología. Ahora mismo hay mucho dinero “extra” que permite a las empresas pensar fuera de sus métodos tradicionales de trabajo y lanzar propuestas que van un poco más allá. Sin embargo, no hay que engañarse, sólo estamos repitiendo un ciclo de la famosa corriente EAT (Experiments in Art and Technlogy) en los EEUU en las décadas de los 60 y 70.

En aquella ocasión el experimento terminó en la expresión artística expositiva, pero yo creo que tenemos la oportunidad de realmente hacer algo que vaya más allá. Esta vez tenemos que sacarle jugo a la posibilidad de parasitar las instituciones e infectar los modelos de producción. Tenemos que sacar lo mejor del pensamiento creativo para llevar a la generación de tecnología un poco más cerca de la cognición humana, crear mejores experiencias e interfaces y ayudar al avance de la ciencia.

Quizás peque un de ser positivista, pero no dejo de preguntarme para que hago todo lo que hago. Si no se busca mejorar nuestra sociedad, ayudar a erradicar los problemas de la humanidad, o salvar las diferencias entre personas, ¿para qué tanto esfuerzo?

En tú conferencia en Artech 2006 reflexionabas sobre la autoría de ciertas obras de Arte. Como comenta el grupo de artistas 0100101110101101.ORG "el conocimiento es sólo un gran plagio". Se habla de la idea de luthieres digitales, como un nuevo artesanado que convierte el tradicional taller en laboratorio multimedia. Hoy en día, se sigue valorando más la “idea” que el cómo poder llevarla a cabo (que es por lo general en donde nos encontramos los problemas). Y ahí es donde, mucha gente “te utiliza” como puente para llevar a cabo sus proyectos. Me imagino que habrá de todo. ¿Qué opinas sobre esto?.

Yo opero por acciones y no por palabras. Artech ha sido mi primera conferencia como “keynote”. En el 2004 me prometí a mi mismo que no iría nunca más a una conferencia académica en la que tuviese que competir llevando una publicación. En cierta manera estaba sellando mi ataúd académico. Todo el mundo sabe que hay que publicar para poder hacer investigación.

Yo, por mi parte, decidí centrarme en producir los mejores prototipos jamás hechos. No quiero decir que lo haya logrado, pero si he conseguido inspirar a mucha gente a que prueben a hacer las cosas por si mismos. Hemos abierto un campo del conocimiento cerrado a los ingenieros hasta la fecha.

El que mucha gente “me utilice” no es sino un placer, se han replicado mis modelos de dar clase, se han hecho chistes sobre mis chistes, y han empezado a salir clones de nuestros proyectos. A mis compañeros les pasa igual … a Massimo le copiaron su pagina web completa: hasta los archivos de estilo … sólo que en chino. A uno de mis alumnos le “ripearon” un proyecto completo pero traducido al ruso.

Yo creo que no hay que tener miedo a este fenómeno. Lo que estoy observando es que nos sobra el trabajo, mis alumnos trabajan con proyectos y haciendo talleres antes de terminar la carrera. Nos llega una media de dos peticiones de taller semanales y tres peticiones de proyectos. De forma desinteresada las distribuimos entre la gente que conocemos. Es la máxima expresión del copyleft, nos ayudamos los unos a los otros y crecemos en comunidad.

Comentanos algún trabajo que te haya interesado recientemente.

Paradójicamente las últimas obras que me han interesado tienen mucho que ver con la tecnología, pero poco con la electrónica. Las obras de las artistas Julie Mehretu (en Musac ahora mismo) y Sarah Sze (en Konsthallen de Malmö, Suecia) me han dejado boquiabierto. Pasé horas delante de los cuadros de la primera y de las increíblemente complejas instalaciones de la segunda.

Ambas se caracterizan por representar estructuras complejas mediante técnicas diferentes. Julie hace composiciones multicapa de acrílico que representan ciudades y estructuras geométricas repetitivas. La pintura adquiere una tridimensionalidad especial por la técnica que emplea para pintar. Por otra parte, Sarah construye una experiencia única en Konsthallen, ha invadido un espacio de unos 500m2 con una instalación de materiales sencillos llena de detalles. Llevo tres semanas y 30 personas trabajando día y noche para ponerlo en marcha.

Si tuviera que referirme a algo construido con Arduino, me interesa el proyecto Gohan que se está lanzando ahora mismo desde un colectivo Zaragozano. Van a intentar construir un ordenador para su utilización en performances e instalaciones.

Cuentanos tú experiencia como comisario en Ars electrónica.

Buff, por donde empezar. Es el sueño de cualquier persona en mi posición. De pronto, tuve la oportunidad de invitar a 300 amigos de todo el mundo a venir a Linz y participar en una fiesta que duró una semana. Es así como lo veo.

Trabajamos muy duro y tengo que agradecer a Carola (la productora) todo el esfuerzo que puso y que hizo posible que todo funcionase como una máquina. Desde el primer al último día el proceso fue impecable. Yo puse una serie de ideas sobre la mesa y ellos m ayudaron a ponerlas en marcha.

He escrito todo un artículo para Aminima sobre el significado de comisariar arte electrónico, y no quiero quitarles su parte. Sin embargo te diré que aprendí mucho sobre como trabajar con un equipo de gente que hace esto para vivir y que ha repetido la experiencia durante los últimos 26 años. Al mismo tiempo me encantó entrar en contacto con el FutureLab de Ars Electrónica. Un equipo increíble de ingenieros y artistas siempre dispuestos a sacar adelante las ideas más locas para sorprender a la audiencia.

Comenzamos a asumir roles de los electrodomésticos que nos rodean y tendemos a estropearnos, a contagiarnos de la lentitud de nuestro ordenador (o de su rapidez...), a tratar de comprender, de solucionar problemas …. A veces nos encontramos en medio de Instalaciones que no funcionan del todo. El bedel silva al infinito y el guardia jurado le hace los bajos. El Arte digital tiene un telón de fondo, toda una maraña de cables y programación que no se ve, digamos que a veces el que todo funcione es un reto para el creador, un proceso artístico, una obra de Arte tan importante como el resultado final que contemplamos. ¿Cómo ves tú todo ese lado procesual del Arte digital en Workshops, en los foros de la red, etc.?

Para mi es lo más importante. El buen funcionamiento de una pieza depende al 80% de un buen proceso de comunicación, de saber compartir en el camino, de tener buenos amigos que te echen un cable con un programa la noche de antes de la inauguración, de aprender a buscar y a preguntar las cuestiones acertadas. El otro 20% es suerte, todo se puede romper en los últimos 5 minutos sólo porque no dormiste bien y porque conectaste algo al revés.

He visto una pieza quemarse a las 2 de la madrugada y con tesón sacarla adelante para la inauguración a las 10 de la mañana … ¿suerte? No, trabajo en equipo, buenos contactos, previsión … el arte electrónico requiere una preparación especial. Pero no es diferente de la del pintor … tiene que trazar la misma línea 1000 veces antes de que su intuición le diga que esa línea es la que hará su obra una obra maestra. No se nace sabiendo electrónica ni programación. Por el nivel de alfabetización tecnológica de nuestra sociedad, podemos ya hablar de la capacidad innata para dominar estar estructuras, al igual que hay gente con capacidades innatas para el dibujo.

¿Cómo es una maleta de David Cuartielles en un aeropuerto antes de un Workshop?.

Haha, esta pregunta me la haces porque has visto la fotografía que muestro en mis conferencias sobre la forma que tiene mi laboratorio. Mi maleta contiene ropa para tres días y electrónica para 30 personas. Hay un poco de todo, placas Arduino, circuitos de entrenamiento, sensores, cables, herramientas, un par de equipos de medida … una vez me pidieron que le diera una valoración a un festival para hacerme un seguro y me salían 5000 Euros en materiales.

Bueno, David. Gracias y desde Alg-a.org, Galicia, un saludo.

A vosotros, espero veros en los foros de debate ;-)

David Cuartielles. Arduino
URL do artigo : Entrevista a David Cuartielles. : http://www.alg-a.org/Entrevista-a-David-Cuartielles
Esta obra está baixo unha licenza Recoñecemento-CompartirIgual 2.5 Spain de Creative Commons. Para ver unha copia desta licenza, visite http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/es/ ou envíe unha carta a Creative Commons, 559 Nathan Abbott Way, Stanford, California 94305, USA.